Páginas

5 de julio de 2012

Cambio de destino



Hace ya treinta minutos que emprendió la marcha. El hormigueo que sentí en la planta de los pies al subir al tren sigue vivo. A través de la ventanilla observo, dichosa, cómo se acerca, a la velocidad del ave, el momento que tanto anhelo. En pocas horas caeré en sus brazos, a él me entregaré rendida, solo a él: a ese destino que he transmutado.

(Relato publicado en Revista Vórtice, Nicaragua)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu huella en este blog.