Páginas

8 de abril de 2014

Trasluz



Por Ovidio Moré





Hay un lugar donde la luz es un manifiesto,
y puede ser detrás de esa escalera
por donde bajas envuelta
en la bruma de mis emanaciones.
Puede que haya un vitral con una virgen,
(quizás del Medioevo)
en una catedral antigua, que se te parezca.
Los rayos ténuemente detienen tu silueta
en el espejo de fino azogue transitorio,
y avanzas desnuda, fiera imagen de la luz,
argenta viva y ululante. Rapsodia.

Hay un lugar donde la luz es un manifiesto,
quizás entre mis manos de llagas imborrables
o entre los versos de líquenes eternos,
los mismos versos que cubren las distancias,
las hegemonías, los rituales del agua
y la inmovilidad del disparo con que te acaricio.
La velocidad de la luz te arrastra,
te sumerge, evapora tus átomos, libera tu estructura.
Desnuda desapareces, te transparentas, te vuelves nada:
aire apagado, estático, en sombras.

Hay un lugar donde la luz es un manifiesto
e irremediablemente se fue contigo.


Poema e ilustración de Ovidio Moré (Barcelona)






14 comentarios:

  1. !Hola,Erre!

    Pero deja sus huellas,las señales de la ilusión,la luz cálida que le ilumino.
    Es preciosa.Muchos besitos,erre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristal_Azul, realmente Ovidio ha compuesto un precioso poema que ha tenido la deferencia de enviarnos para publicarlo en el blog. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Seguro que dejó una pequeña lucecita en el corazón de alguien, para bien o para mal.

    Ya me gustaría poder escribir estas cosas, no hay forma.

    Las vidreras o vitrales son del gótico...

    Un beso y tu cafelito florido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un deleite poder expresarse así, efectivamente.
      Gracias por tu visita y por el cafelito..!!! Un beso Censura.

      Eliminar
  3. Amiga, leyendo el poema me vino a la memoria las luces y contraluces de las catedrales y las iglesias que de pequeña, me producían un sentir de belleza, miedo y admiración, la luz hace que los recuerdos tomen forma...
    Un abrazo, eRRe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque parezca redundante, la luz -en cualquier contexto- siempre nos ilumina... Como dices, hace que las cosas tomen forma! Un abrazo María.

      Eliminar
  4. Bonito poema. Muy buen dominio del lenguaje y bien estructurado. Ay, esas nostalgias...
    Jordi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi. Esas nostalgias... ¡Ay! Creo que tú las conoces muy bien, remito a tu píldora "La nostalgia" y a otros poemas tuyos publicados en el blog. Un saludo.

      Eliminar
  5. Gracias a cada uno de ustedes por esas bonitas palabras, pero sobre todo por captar la esencia del poema. Gracias especialmente a Rita, por invitarme y confiar en mí. Y por último disculparme por no haber aparecido antes, pero el poco tiempo libre que tengo me lo absorbe el relato, bueno, pudiéramos decir, novela corta, un poco culebrón, en el que ando ahora enfrascado y que estoy publicando en el blog a fragmentos, según voy adelantando. Escribo contra reloj y es un ejercicio estupendo, aunque la calidad literaria se pueda ver resentida en algún momento. Sólo quiero sentirme como aquellos escritores que, para llevar el pan a casa cada día, tenían que escribir por entregas y publicar en folletines. Sería un placer recibirles en mi Pirámide. Debajo de la ilustración Rita os ha dejado el enlace. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Ovidio, es un placer poder compartir tus creaciones. Algunas de esas novelas que se publicaron por entregas en folletines resultaron un verdadero éxito, espero que la tuya también lo sea. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Precioso poema, juego de luces e ilusiòn... Me ha traìdo a la memoria las misteriosas imàgenes del interior de iglesias y catedrales con sus maravillosos vitrales que he visto estos dìas pasados en mi viaje en Francia. Enhorabuena al autor.
    Un abrazo bien grande Erre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chusa, el autor evocando esas imágenes ha sabido reflejar elocuentemente su mensaje, ese juego de luces e ilusión que apuntas. Espero que hayas disfrutado mucho de tu viaje. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Pero seguro que ubicuos ecos de su radiación de fondo, por envolvente que sea toda energía oscura.
    Hermoso final de poema, una caricia que también es un disparo.
    Saludos, y un placer de blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Zenon de Pelea y bienvenido. Un saludo.

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.