Páginas

17 de septiembre de 2014

Crepúsculos


Por Jordi Rivera



Pintura de Claude Monet



En un atardecer como el de hoy
cuando el horizonte se viste de carmesí para despedir al sol
me enamoré de ti.

En un atardecer como el de hoy
una tenue luz azul bañó nuestra piel
y nuestros cuerpos hablaron.

En un atardecer como el de hoy
envuelto de solemne silencio
diste agua fresca a mi corazón sediento.

En un atardecer como el de hoy
mi boca llegó a tus labios
para quedarse en ellos.

En un atardecer como el de hoy
cuando el mar y el cielo se funden en un solo color
tu y yo fuimos el crepúsculo.

En un atardecer como el de hoy
me perdí en el oscuro bosque de tu pelo
y me abrasé en el desierto perfecto de tu espalda.

En un atardecer como el de hoy
tus brazos fueron mi único vestido
y tu cuerpo la vocación de mis manos.

En un atardecer como el de hoy
tus caricias fueron un lenguaje que no quería callar
y tus ojos, abiertas ventanas a la belleza del universo.

En un atardecer como el de hoy
no hubo palabras,
nos amamos en silencio.

Cuando la noche derrota al día
y un velo de neón comienza a cubrir las almas,
en un atardecer como el de hoy
he visto vagar la lejana sombra de tu recuerdo.


Jordi Rivera (Barcelona)




9 comentarios:

  1. Bendito atardecer...qué belleza.

    Un abrazo R.
    me alegra estar aquì

    ResponderEliminar
  2. Un atardecer para enmarcarlo, que es lo que tú has hecho.

    ResponderEliminar
  3. Yo me quedo con la imagen, el poema se construye con los recuerdos de cada uno al mirarla...

    Un beso, Rita, y cafelitooooo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todos. Saludos y besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.