Páginas

21 de abril de 2015

Los eruditos a la violeta



 Martes. Segunda Lección: Poética y Retórica
¿Qué os parece que es la poesía? ¿Habéis creído acaso que sea una facultad digna de que la cultiven los mayores ingenios? ¿Acaso os hace fuerza que algunos de los primeros filósofos, historiadores, y legisladores hayan escrito sus sistemas, sus anales, y sus preceptos en verso? ¿Os espantaréis por eso, y pronunciaréis con algún aprecio los nombres y obras de los principales poetas? Desechad esa pusilanimidad, y aprended de mí a rajar de alto abajo, y hacer astillas todo el monte Parnaso.
Decid poco de los poetas griegos. Bastará que repitáis: ¡Qué imaginación la de Homero! ¡Qué sublimidad la de Píndaro! ¡Qué dulzura la de Anacreonte! ¿Sin Homero qué hubiera sido Virgilio? O bien tomando la contraria con un moderno famoso, diréis: ¿Qué mérito tiene Homero sino la mucha invención, aunque con la pobreza de repetir unas batallas tan parecidas las unas a las otras, y de fingir unos dioses tan parecidos a los hombres en delitos y flaquezas? […]
"Los eruditos a la violeta", José Cadalso

 "Los eruditos a la violeta" se publicó en 1772 bajo el seudónimo de Joseph Vázquez. Se trata de una sátira en contra de los escritores petulantes que presumen de erudición y poseen formación escasa y superficial. Está escrita en forma de siete lecciones, una para cada día de la semana. Tuvo un éxito rotundo y de ahí que le siguiera un suplemento. Más tarde Cadalso también escribiría "El buen militar a la violeta", siguiendo el mismo método, obra que sin embargo no vio publicada en vida.



6 comentarios:

  1. ¿las vas a poner todas?, son muy interesantes sobretodo en esta semana dedicada al libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tampoco yo las conocía. Estoy con TRaCY
    Salut

    ResponderEliminar
  3. Aquí os dejo el enlace a la obra completa por si os interesa leerla: http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/los-eruditos-a-la-violeta--3/html/ff14bdd2-82b1-11df-acc7-002185ce6064_1.html

    Besos, abrazos y salut para los tres.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.