Páginas

6 de mayo de 2015

Manos



Manos que andan…
Que acarician la fuente en la que beben.
Que se aferran,
con bisoños pasos,
a los dedos que las aguantan.
Unidas,
las de la madre y las de la hija,
si el miedo visita en las noches apaisadas.
O al cruzar la calle.
Unas sobre las otras
dirigiendo el danzar del pincel.
Temblorosas
cuando ya
solas
sostienen el poema que leerán en voz alta.

Manos menudas que no volverán.
Como a los gusanos de seda
les crecieron alas.


A Irene, en el día de su cumpleaños



22 comentarios:

  1. Enhorabuena, siempre, mamá. ......
    feliz día, Irene. ...

    ResponderEliminar
  2. Manos menudas que no volverán.
    Como a los gusanos de seda
    les crecieron alas.


    Carga de profundidad...y ha de ser así...tristemente así.
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosa tristeza Miquel. Ha de ser así, claro que sí. Salut.

      Eliminar
  3. Bonito homenaje el que dejas en estos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Cuando Irene sea grande seguro que este poema la retrotrae a sus primeros recuerdos como personita. ¿Cuántos cumple? ¿Aún los puede contar con los dedos de una mano? Anda, si es Tauro como yo!

    Felicidades a ambas. Petons i petonets.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Krust! Irene ya es grande :) cumple 23 añitos. El poema es un paseo retrospectivo (como la imagen).

      Anda, entonces tú también eres tenaz! Felicidades también para ti. Molts petons!

      Eliminar
  5. Preciosos versos, preciosa felicitación...
    Abrazos
    Fina

    ResponderEliminar
  6. Pues se me ocurre como regalo/homenaje, desempolvar esto:

    http://www.labelleza-thebeauty.com/category/musica-clasica/maria-callas-musica-clasica/

    Felicidades!

    ResponderEliminar
  7. Qué suerte tiene Irene. Felicidades a las dos.

    ResponderEliminar
  8. Una de las imágenes mas hermosas que recuerdo de la infancia de mi hija, son sus pequeñas manos, enlazadas en las mías, confiada de estar a resguardo de todos los males de este mundo...
    Un abrazo, Erre, y feliz cumple a tu hija

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen tanto unas pequeñas manos ¿verdad? También para mí es una imagen muy simbólica.

      Muchas gracias María. Un abrazo.

      Eliminar
  9. ¡Que hermoso! ... a veces, me parece mentira que el tiempo pase tan deprisa. Ahora las manitos de mi nieto me vuelven llenar de ternura y me identifico nuevamente con tu hermoso poema.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo se nos escurre como arena entre los dedos, está bien apretar el puño de tanto en tanto y guardar granitos de recuerdos. Me alegra saber que el poema te hizo sentir. Un fuerte abrazo Alondra.

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.