Páginas

28 de mayo de 2016

MEMORIA









Cada noche acuno

el recuerdo adormecido,

cada noche le canto una nana 

con la viva esperanza

de que cierre los ojos

y despierte el olvido.






19 comentarios:

  1. Oh, breve, pero lleno de sensibilidad. Precioso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bellísimo poema.
    Una buena labor, recomendable, cantar una nana y esperar que despierte el olvido, inspirada i magnífica paradoja, te felicito.
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Francesc, por tan elogiosas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buen sueño y adiós al olvido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. De golpe me ha resonado en la cabeza el inicio de las "Coplas de don Jorge Manrique por la muerte de su padre"

    Recuerde el alma dormida,
    avive el seso e despierte...

    Y, como no, la voz de Paco Ibánez cantándolas.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡PRECIOSO!!! Mi felicitación, Rita

    Un abrazo

    Fina

    ResponderEliminar
  6. El olvido es el Santo Grial para esta época de impaciencias, reproches y frustraciones generalizadas.
    El olvido es paz, silencio y serenidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Qué exquisito poema, me ha sorprendido el deseo contracorriente, que duerma el recuerdo y despierte el olvido. Te felicito por los versos y la ilustraciòn

    Un abrazo grande, Rita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Chusa. Siempre tan generosa con tus palabras :)

      Un abrazo muy muy grande.

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este blog.