Páginas

30 de diciembre de 2016

Exposición: Ophiussa


Que se pueden hallar representaciones mitológicas en casi todo tipo de manifestaciones artísticas es una evidencia. Que las encontremos en creaciones de artistas contemporáneos no es tan común.

La pintura de Alexia Sinoble (que expone parte de su obra en el número 15 de la calle Mercaders de Barcelona hasta el próximo 10 de enero) es un invite a adentrarnos en episodios de fascinantes leyendas universales y en las luces y sombras de los personajes que las protagonizan. Sus creaciones parten de paisajes o escenarios reales que pinta in situ y a partir de ahí va añadiendo multitud de símbolos y elementos mágicos que conforman su versión pictórica de la historia que intenta transcribir. El resultado, donde las coordenadas espacio-temporales adquieren una nueva dimensión, es impresionante.

En la muestra se exhiben dibujos y pinturas ordenadas de forma aleatoria, excepto las de una de las salas cuyo conjunto conforma un cuento propio que la artista recrea a partir de la leyenda de Melusina. También se pueden hojear decenas de los cuadernos que la han acompañado a lo largo de su trayectoria artística.

Alexia afirma utilizar siempre pigmentos naturales y casi nunca el pincel. Dice poseer un artilugio que en muchas ocasiones es él quien dirige su mano. ¡Toda una alegoría!. La misma magia que refleja en sus creaciones envuelve a esta enigmática artista, sin duda una acérrima amante del mundo clásico.


Imagen extraída del folleto de la exposición


La visita merece la pena, además de la exposición por el lugar en el que se exhiben sus obras. Una belleza de local con peso histórico en pleno barrio del Born, muy cerca del mercado de Santa Caterina.

Ophiussa
C/ Mercaders, nº 15
Barcelona

Horario de 17,00 a 21,00 


18 de diciembre de 2016

Biblioteca Pública Arús



Dicen que quien tiene amigos tiene un tesoro y no podría estar más de acuerdo con esta afirmación. Cada uno de ellos es una gema con su especial singularidad.

Hace unos días una buena amiga, que sabe cuánto me gusta visitar bibliotecas, me retó a llevarme a una que estaba convencida de que no conocía y que además me iba a encantar. ¡Y ganó! A pesar de estar ubicada en Barcelona, nunca había oído hablar de ella. Una preciosidad que recomiendo visitar.

Está ubicada en la primera planta del número 26 del Paseo San Juan.









Rossend Arús legó sus bienes para que se fundara tras su muerte y los herederos siguiendo su voluntad la inauguraron en 1895. Posteriormente se recibieron numerosas donaciones con las que se amplió el fondo, especializado en movimientos sociales del siglo XIX y principios del XX.




Arús promovió y dirigió diversas revistas y publicaciones periódicas. Con la llegada de la Primera República se involucró en política y en la masonería, ingresando en diversas Logías (incluso llegó a crear una propia). En 1884 obtuvo el grado 33, máximo en el rito escocés. En la farola de la fachada se observan 11 puntitos en cada uno de sus tres lados, es decir un total de 33. Este número parece ser muy simbólico en esta práctica. De hecho el simbolismo es un tema recurrente sobre los que se imparten numerosas conferencias y se realizan exposiciones.





























La obra es del arquitecto Bonaventura Bassagoda i Amigó y la decoración corrió a cargo de Josep Lluis Pellicer, si bien participaron otros muchos artistas y artesanos.





En el año 1966 la Diputación de Barcelona aprobó su entrada en la red de bibliotecas populares.

Su horario de apertura es:

Lunes, miércoles y viernes por la mañana de 9:30 a 15:00
Martes y jueves por la tarde de 16:00 a 21:00

Es interesante consultar la agenda de actividades que periódicamente realizan.

¡Feliz paseo!