Páginas

4 de abril de 2017

DEPRECACIÓN




Apareces inesperada-
mente, atractiva como un imán,
con la terca intención de herirme
de nuevo
la misma daga clavada en el costado
la sangre que tiñe el blanco papel
cuyo destino es morir encarcelado,
junto a sus hermanos,
en un oscuro cajón.

Me matas, sí
pero duele más
dar voz a tus palabras.

¡Vete ya, Poesía!
No vuelvas a mí.