Páginas

31 de agosto de 2017

Réquiem por mí




Observo el infinito vacío que media
entre lo que fui y soy,
ni la palabra, en vano, puede salvar
la irrefrenable distancia. 
Se revela la cesura. 
El antiguo y nuevo yo
han dejado de rimar.